Publicado el Deja un comentario

Clean beauty, una decisión de belleza y estilo de vida

Cada vez son más las personas que apuestan por un estilo de vida consciente y saludable. Mejor alimentación, mayor conciencia sobre los hábitos diarios, vivir alineados con los propios valores, elegir de qué y de quién rodearse, observar el consumo y tomar decisiones coherentes con el modo de pensar…

Creemos que la belleza comienza en uno mismo: cómo tratamos nuestros cuerpos, mentes y entorno. Y queremos atender a nuestro bienestar y belleza apostando por opciones y alternativas clean. No únicamente en la alimentación, también en la belleza. 

“Clean beauty” es el término que se refiere a la belleza que nos respeta por dentro y por fuera, siendo plenamente conscientes del tipo de productos que empleamos en nuestro cuerpo, piel y cabello. Una belleza basada en productos de formulación más simple y sencilla, transparente, honesta y sostenible. Se prima el menos es más y lo natural, orgánico y seguro.

Elegimos cuidarnos sin que ello comprometa el bienestar de los demás o del entorno. Elegimos opciones que nos ayudan a reducir la huella de carbono. Elegimos un estilo de vida que cuida de la piel y del impacto que cada producto elegido tiene en la vida, desde su extracción, sus componentes, producción, distribución, uso y destino final.

Esta es la filosofía que seguimos en KŌNSE. Por eso todas nuestras firmas han sido cuidadosamente seleccionadas. Porque todas y cada una de ellas cuida de sus productos, vigilando los ingredientes, los packagings, los procesos de producción, la relación con las distintas personas implicadas y con el medio ambiente.

¿En qué debemos fijarnos para asegurarnos de estar realmente ante una propuesta de “clean beauty” y no productos fruto del marketing o greenwashing?

  • Sus ingredientes. Estos han de ser libres de parabenos, químicos, siliconas y sulfatos. Formulaciones sencillas y seguras. Ingredientes naturales, orgánicos y puros obtenidos directamente de la naturaleza. Nuestros productos NO contienen ingredientes que te perjudican como el alquitrán o el mercurio ni tampoco ingredientes que perjudican al medio ambiente como el oxybenzone que daña los arrecifes. 
  • En esas formulaciones se debe huir de disruptores endocrinos y de activos cancerígenos
  • Se apuesta por la salud de la piel. Estas propuestas, altamente efectivas, no alteran la piel y ayudan a mantenerla sana y cuidada.
  • Cruelty free. Los ingredientes y productos no han sido testados en animales y ninguno de sus ingredientes proviene de ellos.
  • Respeto del medio ambiente, tanto en ingredientes, procesos como packaging y envío.
  • El proceso de producción. Trabajamos con marcas que tienen una responsabilidad social bien definida. Esto significa que saben de dónde proceden todos sus ingredientes, mantienen un proceso sostenible y tratan a sus empleados de una manera ética. En este proceso, es vital la transparencia (trazabilidad).

Nuestro compromiso es este. Mantenernos muy fieles a un cuidado clean y natural. ¿Cuál es el vuestro?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *