Publicado el Deja un comentario

Rumbo a una cosmética más sostenible para el medio ambiente

En pleno 2021, todo el mundo es ya consciente del tremendo impacto que los  humanos tenemos en el planeta. Las nuevas generaciones luchan incansables por  un futuro limpio o, como mínimo, menos contaminado.  

Es bien sabido que uno de los principales problemas que enfrentamos es la cantidad  de plásticos y materiales de un solo uso que consumimos. Durante los últimos años,  este ha sido uno de los retos clave para la industria cosmética: revolucionar sus  envases y productos para minimizar los efectos negativos en el medio ambiente.

Por suerte, podemos decir que estamos progresando. Las marcas de este sector se  esfuerzan por reinventarse y experimentar con nuevos formatos más ecológicos, y las  normativas cambian reforzando este nuevo paradigma.

En KŌNSE Beauty queremos ayudarte a tomar conciencia del problema y de sus  múltiples alternativas, en nuestro continuo compromiso por expandir la cosmética  sostenible y de alta calidad.

¿Qué alternativas existen al dichoso plástico en la industria de la belleza?

A la hora de elegir tus productos, ten en cuenta que el uso de plásticos no se reduce  solo al embalaje.  

Muchas fórmulas contienen lo que se conoce por microplásticos, o diminutos  fragmentos de plástico de apenas milímetros (véanse algunos dentífricos y  exfoliantes). La cosmética bio certificada prohíbe, por supuesto, el uso de estos  materiales, pero no son necesarios en absoluto para conseguir productos de altísima  calidad —y menos invasivos para el ecosistema—.

En lo que respecta al packaging, tienes un universo de posibilidades ante ti: si quieres  empezar a reducir tu huella ecológica, apuesta por envases de vidrio, cartón o fibras  de origen vegetal. Todos estos materiales son fácilmente reciclables, y suelen ser  muy ecológicos, a menos que se requieran demasiados recursos para conseguirlos.  

En cuanto al plástico, si no queda más remedio que usarlo, asegúrate de que sea  reciclado y reciclable. ¡Dale una nueva vida!

Por último, piensa que la sostenibilidad y la ética van de la mano. Si tu marca  favorita te garantiza además un trato justo y respetuoso con sus proveedores y el  medio ambiente, tienes mucho ganado.

Conciencia y responsabilidad por un mundo mejor

Siempre hay formas de involucrarse en toda revolución, y en esta tú también juegas  un papel crucial como consumidora o consumidor.  

Desde las marcas como KŌNSE Beauty apostamos por alternativas sostenibles, pero  está en tus manos elegir aquellos productos que mejor se alinean con tus valores.  

Y, claro está, es responsabilidad de todos reducir nuestros residuos, reutilizar los  envases en la medida de lo posible, y reciclarlos cuando ya no nos sean útiles.  

La propia palabra lo dice: “cosm-ÉTICA”. Démosle el sentido que se merece.

Deja una respuesta