Publicado el Deja un comentario

4 Razones por las que necesitas un Raspador de Lengua en tu vida

Hace poco, nuestra fundadora Hanna Azirar contaba a María Elvira, Editora de Belleza de InStyle Magazine, los beneficios de esta herramienta mágica.

En KŌNSE Beauty siempre nos ha fascinado la medicina ayurvédica, ya que es mucho más que medicina y su enfoque es cuidar nuestro cuerpo desde una perspectiva holística. Es una práctica ancestral, de 5000 años de antigüedad que comenzó en la India y que se centra en la prevención, en el concepto de que la salud y el bienestar general dependen de un delicado equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu, esto es el pilar de la filosofía de KŌNSE.

El ritual de autocuidado conocido como raspado de lengua es una práctica de higiene bucal beneficiosa. Este raspador de lengua es una pieza de metal de cobre, delgada y plana que se dobla en forma de “U” para eliminar bacterias, restos de comida y células muertas de la superficie de la lengua. Este ritual se realiza tradicionalmente por la mañana para eliminar los residuos que se formaron durante la noche. Recomendamos acompañarlo de un enjuague con aceite de coco o sésamo como el oil pulling.

Mejora el mal aliento

Esta simple práctica es una forma directa de acabar con la toxicidad del organismo, ya que raspar la lengua diariamente elimina cualquier acumulación que si no se trata puede provocar mal aliento y una cantidad significativa de bacterias. El recubrimiento blanco con el que nos encontramos por las mañanas puede ser resultado de una alimentación inadecuada, una mala digestión o un reflejo de un desequilibrio en alguna parte del aparato digestivo: “La lengua es un espejo de los órganos del cuerpo y, por lo tanto, una mirada diaria antes del raspado nos puede dar una idea de nuestro estado general de salud. Sabemos que hay más de 600 especies de microbios en la boca, incluidas bacterias, hongos y más. Algunos son útiles y otros pueden causar enfermedades. Por ello es necesario cuidar la higiene oral, para prevenir un desequilibrio de estas bacterias que cause inflamación o enfermedades a largo plazo”.

Mejora el sabor de los alimentos

Sabemos que estudios clínicos que demuestra que que la limpieza de la lengua aumenta la intensidad percibida del sabor a sal, por lo que podría ayudar a las personas a reducir el uso excesivo de sal en sus alimentos. Por ello en esta filosofía se cree que este ritual puede mejorar la capacidad para saborear la comida, lo que la hace más satisfactoria.

Promueve una buena digestion

El raspado de lengua también activa la producción de saliva que puede ayudar con la digestión durante todo el día.

Ayuda a mantener una buena higiene bucal

Una buena higiene bucal es esencial ya que esto puede ayudar a mantener un equilibrio adecuado de las bacterias en la cavidad bucal. Sabemos que el microbioma consiste en bacterias “buenas” y “malas”, estas últimas pueden llegar a causar enfermedades responsable de problemas periodontales, acumulación de placa, caries, infecciones de las encías y recesión de las encías, lo que lo convierte en un buen promotor de la salud general de los dientes y las encías.

Cómo utilizarlo

  1. Por la mañana, al levantarte y con el estómago vacío.
  2. Cepíllate y usa hilo dental primero para aflojar los residuos, seguido del raspador de lengua.
  3. Raspar la lengua simplemente sosteniendo los dos extremos del raspador con ambas manos, sacando la lengua y colocando el raspador lo más atrás posible en la lengua de la manera más cómoda posible.
    Con una presión firme pero suave, raspar la superficie de la lengua con un movimiento largo, de atrás hacia adelante.
  4. Enjuagar el raspador bajo el agua.
  5. Repetir hasta que la lengua se sienta limpia.
Deja una respuesta