Publicado el

Aceites esenciales: ¿Qué son y cuáles utilizar según el tipo de piel que tengas?

Los aceites esenciales, formulados a partir de plantas aromáticas, se han utilizado durante siglos por sus propiedades médicas y cosméticas. Sin embargo, todavía no se conocen todos los beneficios que nos pueden aportar (antiinflamatorias, antisépticas, antioxidantes o terapéuticas, entre otras) y, sobre todo, cuáles utilizar según tu tipo de piel.  (En el caso de que no sepas cómo es tu piel, puedes realizar nuestro nuevo #SkinQuiz para descubrirlo) Keep reading!  

Aceites esenciales para la piel: ¿Cuál usar?

Si tu piel es seca…

  1. La lavanda: para equilibrar los niveles de hidratación
  2. La camomila: para aumentar la hidratación y reducir la inflamación
  3. El sándalo: para aportar hidratación y calmar la inflamación.

Si tu piel es grasa…

  1. La salvia: para regular el exceso de sebo y controlar el acné. Además, reduce la aparición de arrugas en pieles maduras.
  2. El romero: con propiedades analgésicas y antiinflamatorias también ayuda a controlar el exceso de sebo.
  3. Incienso, ayuda con pieles grasas y con tendencia a acné, al mismo tiempo ayudan a rejuvenecer la piel. Además de reafirmar e iluminar la piel, los productos de incienso brindan una dosis de aromaterapia: se dice que su aroma, un incienso especiado y terroso, reduce los niveles de estrés, calma la ansiedad y promueve el sueño.
  4. El geranio: al mismo tiempo que hidrata, regula la grasa de la piel.
  5. El neroli: para evitar resecar la piel, pero controlando el sebo.

Si tu piel es sensible…

  1. Incienso, ayuda a fortalecer la piel y mejorar su tono, elasticidad y mecanismos de defensa contra bacterias o imperfecciones,
  2. La lavanda tiene propiedades antiinflamatorias que la hacen ideal para calmar y reparar la piel irritada o enrojecida.
  3. El sándalo tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a calmar la inflamación y el enrojecimiento del acné. También tiene propiedades antibacterianas y antisépticas que ayudan a combatir las bacterias que causan el acné.

Si tu piel tiene tendencia al acné…

  1. El limón: para combatir los radicales libres y gracias a sus propiedades antiinflamatorias.
  2. Hierba de limón: para eliminar el exceso de células muertas y al igual que el limón, tiene poderes antimicrobianos y antiinflamatorios.
  3. Árbol del té: por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias
  4. Canela: por sus beneficios antioxidantes y antiinflamatorios.

Si tu piel es madura…

  1. El incienso, aporta muchísima hidratacion para pieles secas y maduras .
  2. La rosa: para promover la regeneración celular de la piel, gracias a sus antioxidantes como la vitamina A y C. Además, también nos protege de los radicales libres, fortaleciendo la piel y su estructura. Nos ayuda a equilibrar la hidratación, manteniendo la piel suave y flexible.
  3. La jojoba: contiene ácidos grasos naturales y ayuda a reparar las capas superiores de la piel.

*En caso de que tengas una afección subyacente como eccema, rosácea o psoriasis, te recomendamos que siempre consultes con tu dermatólogo.